Gatell anuncia Semáforo Rojo para Puebla dos semanas más y desvanece posibilidad de reactivación

Hugo López Gatell, el zar anti-Covid, se fue como llegó a Puebla: con las manos vacías.

El subsecretario de Salud no abonó en nada al Semáforo Naranja, más bien confirmó y anunció por dos semanas más al Rojo “infierno”, calificativo que le dio el gobernador Luis Miguel Barbosa, por lo cual se desvaneció la posibilidad de reactivar la economía local el próximo 7 de agosto, habrá que esperar hasta después del 15.

De Puebla, dijo López Gatell, que al igual que en otras entidades la curva de contagio por Coronavirus no bajará de forma continua, por el contrario, adelantó, tendrá comportamiento de “zigzag”. Durante su conferencia vespertina del viernes, explicó que el comportamiento será a partir de una disminución, dando paso a un desconfinamiento, para después tener un repunte.

Dijo que Puebla es uno de los estados que ha bajado la curva epidemiológica de Covid-19, por lo que adelantó que entre el gobierno estatal con la federación se trabajará una estrategia para ir permitiendo la reactivación económica, pero no dijo cuándo.

Ese mismo día, Gómez Gatell tenía encima la demanda de nueve gobernadores para que renuncie por su incapacidad para hacer frente a la pandemia. Así es que nos tocó a los poblanos estar frente a un funcionario aborrecido por ineficiente.

***

La Arquidiócesis de Puebla y el gobierno estatal tienen un acuerdo muy claro, las Iglesias poblanas abrirán gradualmente sus puertas sólo a partir del Semáforo Epidemiológico Naranja. Todas continúan cerradas y sólo hay oficios por medios electrónicos pero sin asistencia de fieles. El pacto del arzobispo Víctor Sánchez Espinoza y el gobernador Luis Miguel Barbosa sigue vigente.

Por eso llamó la atención que ayer el templo de San Francisco, a una calle de Casa Aguayo, haya abierto sus puertas y ofrecido misa para la feligresía que decidió asistir. Los franciscanos se fueron por la libre y seguramente serán reconvenidos.

Mientras tanto, ayer el obispo auxiliar de Puebla, Felipe Pozos pidió a la ciudadanía ser solidario durante la emergencia sanitaria, cuidar al sector más vulnerable de la sociedad, y no bajar la guardia y respetar las medidas preventivas.

En la misa de Catedral, dijo que por la falta de empleo que se generó a raíz de la pandemia de Coronavirus varias familias no cuentan con los alimentos de la canasta básica, por ellos entre todos tenemos la convicción de ayudar al prójimo. Grave esta percepción de quienes tienen representación en casi todo el estado. Que no haya alimentos y adviertan hambre entre sus numerosos fieles.

"En este tiempo de pandemia la indicación de Jesús es para nosotros, denle de comer, la gente nos necesita, la gente necesita y Jesús quiere que nosotros seamos sus ojos, su boca su ternura. Estamos cada uno de nosotros llamados a manifestar la misericordia", dijo.

Comentó que en esta pandemia hay 2 peligros que pueden afectar mucho más que el Covid: el egoísmo y la indiferencia, pues podemos decidir pasar solos el confinamiento o ayudando a los demás. Focos Rojo “infierno” en Puebla.

***

La ex candidata a la alcaldía de Puebla e integrante de Futuro 21, Paola Migoya, señaló que los gobiernos de Morena no han dado resultados en materia económica y desarrollo social, pero sobre todo en la atención de la emergencia sanitaria por Covid-19.

Hasta ahora, lo que es la BOA poblana, ha sostenido negociaciones con distintas fuerzas políticas y organizaciones empresariales, incluida Antorcha Campesina, para generar un contrapeso e impulsar un proyecto “sin filias ni fobias”, por lo que impulsarán una “Agenda Ciudadana” para “corregir el rumbo de Puebla”.

Una oposición que se organiza, veremos para cuánto les alcanza su capital.

***

Desde el sábado pasado, negocios afiliados la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) ofrecerán sus menús en la aplicación DiDi Food, que cobra una tasa menor de comisión que Uber Eats.

Olga Méndez, presidenta de la Canirac, comentó que por lo menos 20 por ciento de sus sucios se dieron de baja de Uber Eats como “castigo” por la elevada comisión que representa, dejando pocos ingresos a los dueños de comercios y a los repartidores.

Por la contingencia sanitaria por coronavirus, más del 50 por ciento de los restaurantes adheridos a la Cámara se inscribieron a las plataformas en línea, para entregas a domicilios, en las que también está Rappi, Sin Delantal, por mencionar algunas.

Ante el anuncio de la llegada de DiDi Food, informó que se estableció el acuerdo de un pago de comisión del 22 por ciento por los próximos tres meses. En tanto, con Uber Eats, la comisión es del 30 por ciento.

Méndez agregó que también dueños de comercios decidieron crear sus propias estrategias de venta en línea para entregar a domicilio, para mantener los empleos en diversos comercios. Por abusivos, les dicen adiós.

*AR