Formalizan primer periodo de sesiones ordinarias en Puebla entre acusaciones y polémica

Formalizan primer periodo de sesiones ordinarias en Puebla entre acusaciones y polémica


Por Aurelia Navarro el 2020-09-15

La presidenta de la Mesa Directiva, Nora Merino Escamilla formalizó el inicio de trabajos del primer periodo de sesiones ordinarias del tercer año de ejercicio de la sexagésima legislatura, el cual tendrá vigencia hasta el 15 de marzo del 2021, tiempo en el que tendrán que desahogar iniciativas importantes que han quedado pendientes en la congeladora.

Durante el desarrollo de esta sesión ordinaria, las diferencias entre los diputados locales fueron notorias, tan solo el legislador Héctor Alonso Granado, señaló que él y su homólogo José Juan Espinosa Torres sufren de una discriminación notoria; a lo que Nora Merino, sostuvo que este actuar no se permitirá estando ella al frente de la MD. 

Cuestionaron que durante el informe pasado no se rindió cual fue el recurso que se utilizó a lo largo del segundo año de la actual legislatura.

Te puede interesar: José Juan Espinosa pide durante sesión una agenda ciudadana de la 4T y no “barbosista”


Además de que dijeron, no existe ya una razón para que las sesiones continúen de forma virtual, toda vez que el estado de Puebla está en Semáforo Naranja, por la pandemia por Covid-19, además de que el Gobierno del Estado ha retomado sus actividades presenciales con grupos mayores a las 50 personas.

En otro tema, la congresista de Morena, Tonantzin Fernández Díaz, aprovechó el uso de la palabra para pedir a los poblanos que acudan a comprar un boleto para el Sorteo del Avión Presidencial, el cual se realizará este 15 de septiembre.

Incluso dijo que es sabido que hay filas interminables al concluir la venta de los cachitos a las 14:00 horas, pero, aun así, reiteró que el interés de los mexicanos fue mucha al haber registrado una venta de 4 millones 170 mil cachitos, que equivale a más de 2 mil millones de pesos. 

A este llamado, la diputada panista, Mónica Rodríguez Della Vecchia, descalificó que se haya impulsado la compra de boletos para una rifa que a todas luces carece de legalidad, al ofrecer un premio cuando en realidad se va a entregar “un similar”, es decir, los premios en lugar del avión presidencial. 

 

*AR