Sedena a cargo del proyecto IMSS San Alejandro

Newsletter

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, informó que ingenieros militares realizarán el dictamen, demolición y proyecto para la construcción del nuevo inmueble.

El director del Instituto dijo que en próximos días se firmará un convenio específico con la Secretaría de la Defensa Nacional.

Zoé Robledo recorrió el Hospital General Regional (HGR) No. 36 de San Alejandro acompañado de legisladores federales.

El titular del Seguro Social recordó que el IMSS ya tiene firmado un convenio marco con la Sedena, ahora el siguiente paso es signar un convenio específico para que se realicen los trabajos en este hospital.

En seguimiento a los compromisos del Plan de Infraestructura Hospitalaria para la Zona Metropolitana del Estado de Puebla, presentados en agosto de 2019, Zoé Robledo dijo que la construcción de esta obra se hará en los tiempos que indiquen los ingenieros militares.

“Este es un buen momento para trasparentar las cosas, no se trata de hacer actos o anuncios; los diputados pidieron acompañarme, como representantes populares, para conocer de primera mano la historia real de lo que pasó en San Alejandro y también ver el interior, como está, porque sí ha habido indolencia y lo que nosotros debemos hacer es actuar, y actuar de inmediato”, subrayó.

Zoé Robledo señaló que hay una historia de muchos años que ha afectado la capacidad de atención de la derechohabiencia del Seguro Social en Puebla, “y tiene que encontrar un final que no exonere a nadie que hubiera cometido un acto de corrupción, pero que resuelva ya y que en este hospital vuelva a haber historias de seguridad social y de bienestar”.

El Hospital General Regional No. 36 de San Alejandro fue construido en 1972 en un terreno de más de 22 mil metros cuadrados, siendo uno de los más grandes de Latinoamérica por sus 415 camas. Durante su vida útil se presentaron cinco sismos intensos en los años 1980, 1985, 1999, 2012 y 2017, siendo éste último el que provocó el mayor daño y su cierre definitivo.

El diputado Benjamín Saúl Huerta Corona enfatizó que esta obra es un monumento a la corrupción y que los trabajos que comenzarán a realizarse son vistos “con muy buenos ojos”; además, destacó que es un parteaguas la intervención del Ejército en esta obra.